Mientras Gallardón ha conseguido cavar, zanja a zanja, un agujero de 7.000 millones de euros en las cuentas de la Villa de Madrid la fantochada de la corazonada avanza entre quienes creen que ese dinero aparece milagrosamente de la nada.

Pero ya lo escribían la Libertad y la Ley con motivo de la fastuosa e innecesaria Noche en Blanco, “las ciudades vivas, pujantes y dinámicas, generan sus propios atractivos”. Ni exposiciones que el mercado no demanda ni Olimpiadas a cargo del contribuyente. Porque serán -seremos- los contribuyentes quienes paguen el derroche que suponen los juegos. Mañana se tomará la decisión, mañana puede ser un día triste para Gallardón pero un alivio para la cartera de los mileuristas. Porque será la clase media la que cargará con la subida del IVA, la tasa de basuras, la deuda de Madrid y la factura del Marriot. Esto se empieza a parecer demasiado a un atraco.

No a las olimpiadas, no con mi dinero. Tampoco es que apoye otra candidatura pues, como me recordaba un buen liberal vascongado, no tengo nada contra los ciudadanos de Chicago, Río o Tokio.

Anuncios

2 comentarios sobre “No con mi dinero

  1. El problema en nuestro caso es que gran parte del gasto ya se ha realizado. El hecho de que nos den la Olimpiada es la única manera de recuperarlo.

    El contrapeso es el poder que puede alcanzar Gallardón con una Olimpiada a sus espaldas.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s