ZP a los maestros

Pensaba que para escribir era necesario tener algo que decir, pero al leer la pastelosa carta de Zapatero a los maestros (y maestras) compruebo lo contrario. Unas palabras llenas de los tics de izquierda y complejos sin que por ello desaparezcan sus fantasmas.

Nos recuerda ZP que en los 70 todavía había analfabetos y se congratula de que hoy “contamos con las generaciones mejor preparadas de la historia de España”. Hoy, si acaso, hemos conseguido tener analfabetos titulados. Y eso, más que un éxito debería considerarse un fracaso, pero no colectivo sino individual.

La educación para la ciudadanía sólo es la puntilla de un sistema educativo que en lugar de promover la excelencia y el esfuerzo ha encumbrado la mediocridad para lograr el igualitarista objetivo de que todo españolito nazca con un título universitario bajo el brazo. Estas políticas alentadas por los socialistas, y en no pocos casos aplaudidas por los populares, han logrado lo que en sus planificadoras ideas pretendían evitar, que ” el nacimiento en uno u otro lugar podía ser tan determinante como la familia a la hora de planificar una existencia”. Si antes existía un resquicio por el que escapar al destino y desafiar las cartas marcadas que reparte la vida, la elite iluminada ha conseguido, ley a ley, parar el juego.

Es significativo que en lugar de “carta a los profesores” haya elegido el término “maestros”, este y otros detalles hacen pensar que la carta es una respuesta a la iniciativa promovida por Esperanza Aguirre de devolver la autoridad en las aulas a los profesores. La comparación con su propuesta y la nada resulta bochornosa pero, una vez más, la presidenta de la CAM ha demostrado que sabe llevar la iniciativa y enmarcar el debate. Es la izquierda la que ahora tiene que moverse y rebatir propuestas que el sentido común dicta como acertadas.

No hay en toda la carta atisbo de autocrítica, pero sí el empeño de perseverar en el error y en la convicción de que la educación puede solventarse a través de la responsabilidad de “cada Administración”. A pesar de que el actual modelo ha demostrado ser un completo fracaso, los políticos continuarán legislando, modificando planes de estudio desde sus escaños sin reparar en que esto es lo que ocurre cuando el Estado se empeña en organizar nuestras vidas desde la cuna para librarnos de cualquier esfuerzo y responsabilidad. Hoy, más que nunca, la educación depende del lugar de nacimiento y de la familia.

Termina escribiendo ZP que “la grandeza de un país debe medirse por el prestigio que se concede a sus maestros”, pues me temo que la grandeza de España es minúscula, liliputiense.

Anuncios

Un pensamiento en “ZP a los maestros

  1. Amigo Miquel, tu frase “Hoy, si acaso, hemos conseguido tener analfabetos titulados”, es una nítida definición de lo que son las aspiraciones educativas de la izquierda en general y de la socialdemocracia europea en particular.

    Allí donde la socialdemocracia ha logrado imponer su modelo educativo, toda la estructura pedagógica del país en cuestión (desde la guardería hasta la universidad), es en si misma una gran herramienta de adoctrinamiento de las masas. Ese y solamente ese ha sido siempre el interés por hacer desaparecer el analfabetismo social: que la sociedad pudiera aprender más rápidamente a convertirse en rebaño. En España dicho objetivo pedagógico su socialdemocracia lo ha conseguido ampliamente (por supuesto, con el apoyo del pp, a la sazón educados también por las diferentes LOGSE´s por las que han pasado las últimas generaciones de votantes y militantes de la derecha española).

    También das en el clavo cuando aseveras con tu frase “Hoy, más que nunca, la educación depende del lugar de nacimiento y de la familia”, a lo que yo apostillo sobre todo de esta ultima. Me explico.

    La facilidad de adoctrinar a un país en una ideología determinada, es directamente proporcional a la destrucción de la institución familiar. Y es en este objetivo de destrucción de la familia, donde la izquierda en general y el feminismo en particular son maestros. En lo que refiere a este último, no es por casualidad, que el porcentaje de profesoras sea mayor que el de profesores en todos los niveles educativos; tampoco lo es el éxito de aprendizaje de las mujeres ya que el actual método pedagógico está claramente orientado al modelo de aprendizaje femenino; o que la ideología hembrista de género haya sido elevada a categoría de ciencia. Por supuesto que todo ello se estudia “como verdades científicas” también en la EpC, pero tales verdades, también lo saben muy bien los paladines del fasciprogresismo y feminismo, que son muy difíciles de hacer creer a los alumnos de familias no desestructuradas. De ahí su objetivo de desestructurarlas creando para ello leyes por todos conocidas.

    Pero de nuevo, el problema Miquel, es que el cáncer educativo, es mucho más grave en la derecha que en la izquierda, ya que aquella acomplejadamente cuando gobierna, es incapaz de cambiar los criterios educativos impuestos par la fascista socialdemocracia o el hembrista feminismo. Al menos en la izquierda ha comenzado a surgir una cierta oposición a tanto adoctrinamiento. Adoctrinamiento, que al menos en los que empiezan a despertar, se dan cuenta que a la mayoría de ellos les convertieron en personas profesionalmente nulas, personalmente solas (sin familia), y sin ser capaces de dar sentido a sus vidas.

    Tu última experiencia universitaria es un buen reflejo de ello.
    Enhorabuena por tu nuevo blog, me pasaré por aquí de vez en cuando.

    Un cordial saludo.

    Pablo el herrero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s