Después de todo

Esta noche, cuando llegue a casa, no escucharé más el lamento de las almas viejas.

Durante cuatro semanas, Después de todo, me ha acompañado durante esas horas extrañas de insomnio y desorden. Un programa que ya no es pero que siempre será. Las leyendas mueren jóvenes, al parecer los programas radiofónicos de culto también. Después de todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s