…a nuestras espaldas. O esto es lo que parece decir Eberhard Grosske al proponer la prohibición del consumo de alcohol en “determinadas plazas y calles” porque hay indigentes que “se están matando literalmente delante de nuestros ojos”.

En la forma en la que está escrita esta última anotación parece que lo único que le preocupa al concejal de IU es que esto ocurra en ciertas calles y tengamos que verlo con nuestros inocentes ojos. Para variar, los ayuntamientos sólo son capaces de promover medidas intervencionistas y prohibicionistas.

Yo, entre tanto, sigo sin comprender como se puede defender la eutanasia mientras molesta que algunos desperdicien su vida ahogándola en el alcohol. ¿Cuál es el problema entonces? ¿Qué beban en la calle? ¿Qué beban? ¿O qué la calle no es de todos sino del Ayuntamiento?

Los vecinos de la calle Infanta en la barriada de El Terreno solucionaron un problema similar, verja mediante, este verano. Parece que los ojos de Cort no alcanzan a ver lo que ocurre en Gomila todos los fines de semana.

Anuncios

4 comentarios sobre “Que se mueran…

  1. ¿Y si no quieren ir al psiquiatrico? ¿Por qué no pueden dejarlos en paz? ¿Son las calles “de todos”, del ayuntamiento o de quien las utiliza a diario (por ejemplo viviendo en ellas)? ¿Por qué meten debajo de la alfombra los fallos de su sistema (tragedía de los comunes)? ¿Y ahora encima van a impedirles el buscar un alivio a su sufrimiento a cambio de un pago?

    Muy buena tu entrada. Pienso que el liberalismo radical es el único que defiende los derechos de los indigentes y su dignidad como personas. En contra el aparente “buenismo”, como el del comunista al que desenmascaras aquí, solo es otro grillete más.

    Un saludo.

    Como alcalde y buen burgués
    tu deber y tu misión
    es hacer un buen escaparate
    para comerciar
    y estan de sobra los mendigos
    que dan mala fama a nuestra ciudad
    y la gente adinerada
    ya no vendrá a gastar echarlos fuera!!
    fuera, dentro, fuera
    como una mierda que podrias pisar
    mientras llenas tu boca con LA SOLIDARIDAD

  2. Stewie:
    Es un tema peliagudo, un enfermo mental puede ser peligroso para los demás y para sí mismos, se les puede dejar en paz mientras no ataquen a nadie pero un mendigo tirado en una esquina todo el día se está “apropiando” de un espacio que no es suyo ¿Quién es el propietario de las calles, el ayuntamiento o los ciudadanos? Además los mendigos no se caracterizan por su limpieza precisamente, pueden ser un foco de suciedad y enfermedades para los demás ¿Es legitimo que el estado les obligara a cumplir unos mínimos de limpieza?
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s