Grosske me fascina

Debo reconocerlo,  Eberhard Grosske me fascina, es mi debilidad. Tanto le da dejarse llevar por el sentimentalismo del beso Casillas-Carbonero como patalear porque Sa Nostra ya no es suya. Y es que debe ser muy duro pertenecer a la clase política del terruño y ver como te quitan las llaves de la caja que guarda los dineros. Algo bueno tenían que tener las fusiones frías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s