Días que no volverán

Hoy se cumplen 21 años de la prematura muerte de Freddie Mercury, nos quedamos sin su voz pero podemos seguir escuchándole. Nacido como Farrokh Bomi Bulsara en Zanzíbar  y educado en Bombay, su familia terminó refugiándose en Feltham para huir de la revolución que derrocó al sultán de Zanzíbar. La vida de Mercury hoy no sería posible en lo que entonces era un protectorado británico. De hecho, en 2006, una organización llamada Movilización y Propagación Islámica consiguió que se suspendiera la celebración por el sesenta aniversario del nacimiento de este cantante universal ya que “asociar a Mercury con Zanzíbar degrada nuestra isla, que es parte del Islam”. Actualmente en Zanzíbar las relaciones sexuales entre hombres pueden llegar a una pena máxima de 25 años.

Días que no volverán*:

*Título con el que Antonio Vega versionó These Are The Days Of Our Lives

Anuncios

Un pensamiento en “Días que no volverán

  1. Varios fueron los hombres relevantes que pasaron por la vida del artista. El joven chef Joe Fanelli (al que apodaba “Liza”) fue su novio entre 1978 y 1979, y tras la ruptura lo convirtió en su cocinero personal. Peter Freestone (“Phoebe”) también fue amigo y asistente personal tras un periodo de noviazgo. Freddie se consideraba una persona dominante y posesiva, aunque advertía: “Mimo muchísimo a mis amantes. Me encanta hacerles regalos maravillosos y caros, por mucho que al final acaben pisoteándome”.Tampoco anduvo nunca escaso de autoestima nuestro protagonista. En cierta ocasión se descolgó ante un periodista con esta afirmación descacharrante: “Por cierto, no hay ninguna botella de cola metida aquí abajo, queridos míos. Mi manguera es de cosecha propia. ¡Es toda mía!”. Inmerso en una espiral de drogas y sexo durante los primeros ochenta, Mercury terminó sintiéndose tan triunfador e imparable como irremisiblemente solo. “El éxito me ha proporcionado millones de libras y adulación en todo el mundo, pero no eso que todos necesitamos: una relación amorosa”, se lamentaba. “Fueron años en que solo era una vieja puta que se levantaba cada mañana, se rascaba la cabeza y se preguntaba con quién quería follar ese día”. Fue también entonces cuando adoptó su célebre bigote, inspirado en el del líder de Village People, Glenn Hughes.Freddie Mercury no encontró el sosiego sentimental hasta que en 1984 conoció a Jim Hutton, el que sería su pareja ya hasta el final. Jim y sus muy allegados (probablemente, Mary Austin y los otros tres integrantes de Queen) fueron los únicos a los que Mercury informó, en la primavera de 1987, de que era seropositivo. Su enfermedad solo se hizo pública un día antes de su muerte. En los últimos meses, tal vez desalentado, Freddie dejó de tomar la medicación contra el sida que le llegaba desde Estados Unidos, a bordo del hoy extinto Concorde. Su muerte nos privó de un genio y dio paso al mito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s