Diez razones a favor del matrimonio homosexual

Bastante en desacuerdo con el spot de Hazte Oír que he visto en el blog de Elentir. Creo que el matrimonio entre personas del mismo sexo es beneficioso por las siguientes razones:

1.- Ofrece una opción legal y virtuosa para los homosexuales. En lugar de vivir en los márgenes de la sociedad a merced de encuentros furtivos e inestables pueden enmarcarse en un modelo de estabilidad (afectiva, social, emocional, sexual, etc.) con todo lo que ello implica.

2.- Sin duda lo mejor para un niño es tener un padre y una madre. De hecho todos los niños tienen un padre y una madre, aunque algunos niños tienen la desgracia de quedarse sin uno de ellos o de ambos. Es aquí donde la adopción, aunque sea por parte de una persona soltera o de una pareja (heterosexual u homosexual) puede ser beneficiosa aunque no sean, biológicamente, su padre y su madre.

3.- El Estado define desde las herencias hasta los permisos laborales de las parejas según su estado civil. Sin el Estado sería algo que podrían definir libremente las empresas con sus trabajadores pero al estar todo hiperlegislado es necesario que se reconozca este tipo de uniones para cosas tan sencillas como poder a ver a tu cónyuge en su trabajo o cuidarle en el hospital en calidad de “familiar”.

4.- El Estado no debe tener la iniciativa creando situaciones artificiales sino positivar realidades que se dan en la sociedad, recoger y reconocer la costumbre. Y la realidad es que en sociedades más libres como la americana, ya hay muchas iglesias que no solo reconocen el matrimonio homosexual sino que lo santifican.

5.- Todos estos beneficios no solo favorecen a los homosexuales sino a la sociedad en su conjunto pues suponen ofrecer un acomodo a los homosexuales sin excluirlos. De una situación de marginación y exclusión se les ofrece sentarse en la misma mesa sin condenarlos al gueto social. Siguiendo la terminología del spot, los civiliza.

6.- El matrimonio homosexual no causa divorcios entre los heterosexuales, tampoco provoca infertilidad ni menos nacimientos. Al contrario, refuerza una institución natural que los heterosexuales han debilitado. La gente ya no se casa, se “junta”; y no tienen hijos, entre otras razones, por una irresponsabilidad y un cortoplacismo que les ha llevado al onanismo vital. La culpa no es de los homosexuales, si acaso habría que buscar responsables entre la Izquierda y  las personas que abrazan esos estilos de vida.

7.- No es una cuestión de “promover la homosexualidad” sino de evitar que la discriminación real haga que los homosexuales se encuentren a sí mismos exiliados en su propia tierra.

8.- Las subvenciones públicas y el adoctrinamiento estatal debería eliminarse, en todos los sentidos. Quienes critican el secuestro de sus hijos para que no se les inculquen valores ideológicos en la escuela deberían promover la libertad de los padres para educar a sus hijos en lugar de exigir el derecho a inculcar sus valores a los hijos de los demás.

9.- El mérito de la tolerancia no es respetar a los iguales sino a los diferentes. Una sociedad abierta es aquella en la que lo excepcional tiene cabida junto a lo mayoritario. Usar expresiones como “natural” puede inducir al equívoco pues la homosexualidad aunque minoritaria no deja de ser algo natural. Que una sociedad cien por cien homosexual no tiene futuro es algo tan obvio como que tampoco lo tendría una sociedad integrada únicamente por mujeres.

10.- Se critica el orgullo homosexual y la diferencia pero tampoco se acepta una solución integradora aún cuando el matrimonio entre personas del mismo sexo es una victoria conservadora.

Anuncios

23 pensamientos en “Diez razones a favor del matrimonio homosexual

  1. Pingback: Diez razones de un liberal a favor del matrimonio homosexual en respuesta a los conservadores de HazteOir

  2. Pingback: 10 réplicas a Miquel Roselló en defensa del matrimonio natural | elentir.info

  3. Yo creia que la discusion no era si el matrimonio de dos hombres era bueno o malo ,alla cada cual,sino si se podia imponer a un individuo que no comulgue con la idea.
    Tambien habra razones para el nudismo pero tengo que tolerarlo en mi bar o sere tachado de facha discriminador.

  4. 4.- El Estado no debe tener la iniciativa creando situaciones artificiales sino positivar realidades que se dan en la sociedad, recoger y reconocer la costumbre. Y la realidad es que en sociedades más libres como la americana, ya hay muchas iglesias que no solo reconocen…..
    No entiendo la relación entre Estado e Iglesia aquí.

  5. Un par de puntuaciones.

    No creo que el hecho de que las parejas ahora no se quieran casar por lo que pueda pasar o no tener hijos se deba a influencias de la izquierda ni mucho menos. Simplemente antes una chica sólo podía salir de la casa de sus padres vía matrimonio -matrimonio que era para toda la vida pues no era legal el divorcio-. Ahora existe el divorcio, pero trae muchos quebraderos de cabeza, especialmente si no haces separación de bienes, así que la gente piensa que si se quieren ¿para qué necesitan un papel que lo diga? Lo de la IZQUIERDA sobra.

    El punto 8 podemos aplicarlo a la iglesia católica.

  6. A ver, un taburete se llama taburete, y una mesa se llama mesa. Y ese codigo nos lo damos las personas para distinguir cosas que, aunque similares, tienen matices y funciones que las diferencian. Y una pareja chico-chica, chica-chica o chico-chico son diferentes. Lo niegue quien lo niegue. Ademas, creo que quitar o dar derechos en funcion de una declaracion publica de actividades privadas de alcoba es denigrante. Alguien me puede decir por que una pareja de hermanos p.ej. no tiene los mismos derechos que otro tipo de parejas? Ah! Que no estan organizados, ni reivindican ese derecho con violencia. Pues vale. Pero matrimonio es una palabra para distinguir una modalidad de pareja. Y punto. Lo demas, pura ideologia.

  7. Pingback: Diez contrarréplicas a Elentir sobre el matrimonio « miquel rosselló arrom

  8. Permitir el matrimonio homosexual y la adopción de niños por homosexuales es atentar contra la familia y supone un grave daño a los niños y a la sociedad entera. No existe una demanda social por el matrimonio homosexual: la inmensa mayoría de la población mundial está en contra.

  9. Salvo que sólo la izquierda se amanceba (tengo historias de derechas que harían temblar el Vaticano) y que es un éxito conservador, amén a todo. En el Twitter pareces peor ;))

  10. ¿y porque tanta insistencia en llamarlo matrimonio ? Que llamen su relación de alcoba como quieren – pero no matrimonio. ¿y porque terminar aqui? Se puede pensar luego en el incesto ( como lo estan promoviendo los Verdes en Alemania ) – la reunión entre tres – cuatro – o mas , etc. etc. ¿donde esta el limite? A ya lo entiendo ” pues la homosexualidad aunque minoritaria no deja de ser algo natural ” – pues lo siento amigo Miquel – no lo considero natural ( ya se que con esta expresión me autoexluyo del mundo progre – que sorprendentemente he encontrado en estas paginas tan ampliamente representado) y tampoco estoy de acuerdo en casi ninguno de los diez puntos que mencionas. Sorry – pero ha sido una decepción para mi de leer este articulo – aunque con cierto retraso.

    • Es vd. patético. Mire, entre dos adultos, déjeles hacer en su intimidad. A vd. ni le va ni le viene. Y si le va… no es por algo sano, ¿me comprende, verdad…?
      El límite se pregunta dónde está… Vd. debe saberlo, ya que le encanta regular, reprimir y dictar sobre la vida de los demás… otra cosa es que ese sea SU límite. Porque vd. necesita limitar(se), claro…

  11. Siento la decepción. No creo que el matrimonio homosexual y el incesto sean comparables, de hecho el incesto también puede ser incompatible con el matrimonio entre parejas del mismo sexo aunque no se puedan fecundar y por tanto se trate tan solo de reparos morales. Es natural en tanto que se da en la naturaleza, no es algo forzado.

  12. El Estado no debe tener la iniciativa creando situaciones artificiales sino positivar realidades que se dan en la sociedad, recoger y reconocer la costumbre.

    NO. El estado debe luchar contra realidades inaceptables (por las causas que fueren). Sólo positivar realidades nuevas aceptables. Y las parejas homosexuales son cualquier cosa menos nuevas. Y no han sido aceptables nunca.

  13. A mi parecer, estas son justificaciones y excusas para convencer a las personas sobre el “matrimonio” homosexual. Conste que yo no estoy en contra de las personas, pero si de la homosexualidad.

  14. Yo no estoy en contra ni de la homosexualidad ni en contra de la convivencia regulada entre personas que muestren el deseo de formalizar su relación ante todos y ante el Estado para conseguir los privilegios que el estado otorga a aquellos que han acudido a él a realizar esa formalización.

    Estoy en contra de que se llame matrimonio a lo que NO es un matrimonio.

    Me explico. El matrimonio, como todo liberal de pura cepa sabe, es una institución que la evolución de la sociedad desde el principio de los tiempos de los homínidos se ha ido constituyendo en todas las sociedades. No es, aunque pueda parecer lo contrario sobre todo si quien argumenta es un ateo, una cuestión religiosa sino que se hace del vínculo “ante los dioses” razón de fuerza mayor para hacer de dicha institución garantía de estabilidad en las relaciones de la pareja, o del harem, para garantizar la seguridad y crianza de los hijos que surgen de toda relación procreativa. Por lo tanto, el matrimonio no es una institución que crea el Estado sino que lo crea la sociedad, que le da fortaleza la hacer a los dioses testigos del acuerdo y a los hombres, y después, mediante la intervención del Estado, garantías sobre lo terrenal, en forma de herencia, derechos y deberes de los unos para con los otros.

    El matrimonio es una institución que se fundamenta en la procreación. Una unión homosexual no puede ser, por tanto, llamada matrimonio.

    Ahora bien, ¿pueden las personas establecer vínculos más fuertes, jurídicamente más fuertes, que los del mero arrejuntamiento? Por supuesto, la cuestión es porqué esas relaciones que ahora el Estado se muestra favorable a regular son unas y no otras. Si de verdad se sintiera con fundamento la legislación a favor de las uniones homosexuales, habría que convenir que dicho acuerdo no tiene porque quedar reducido a ese tipo de uniones, sino que podrían darse entre parejas, igualmente del mismo sexo, pero que sean tan heterosexuales como cualquier otra, sólo que no sienten el vínculo del sexo para nada. Si yo quiero que mi amigo del alma, con el que nos vamos juntos a ligarnos todas las mujeres que podamos, sea quien me asista en el lecho del dolor…. ¿por qué no va a ser posible? ¿O porqué no van a poder compartir los mismos beneficios que están restringidos a los matrimonios que ahora reclaman los homosexuales aquellos que ven en la poligamia o en la poliandria una forma no sólo correcta de vida sino la satisfacción de su religión? Si nada hay que limite la asunción de derechos a asociaciones voluntarias de adultos sea cual sea su orientación sexual, tampoco debería de serlo el número de los mismo.

    Pero pongamos más. ¿Por qué se han de premiar a las parejas homosexuales de beneficios distintos a las parejas de hecho? ¿Es que el hecho de decidir convivir toda la vida sin estar atados por un papel firmado ante dios o ante notario, juez o concejal se ha de tener menos derechos que los demás?

    Por tanto, si queremos formalizar relaciones distintas a las que la sociedad ha generado con el paso de los siglos, lo suyo sería que se hiciera de manera al menos lógica y razonada. Y el matrimonio homosexual no tiene más razones de ser que las uniones polígamas, entre amigos, o las parejas de hecho.

    ¿Hay una razón oculta?

    Por supuesto, hay dos. Una, el ganarse el favor de una minoría por una determinada ideología, la socialista, y por otro, el que la ideología socialista quiere destruir la familia porque es el mejor garante de la independencia del individuo frente al Estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s