¿Por qué el P-Lib?

La propaganda electoral aburre, los mensajes vacíos deambulan por los mítines y los ecologistas de todos los partidos han gastado más papel en dos semanas que en todo el año con el objetivo de conseguir nuestro voto. Por suerte ya queda poco, en unos días votaremos en las europeas y… en nada llegará la campaña de las municipales, las autonómicas de aquí y de allí… y las nacionales.

“La fiesta de la democracia” es la fiesta de los políticos, los contribuyentes tan solo participamos para elegir en qué y cómo se gastarán nuestro dinero. El Estado es un gran banquete en el que los burócratas se sientan a la mesa a comer mientras nosotros pagamos la comida. Lo bueno del bipartidismo es que ofrece certidumbre a quienes costeamos el banquete; por esa misma razón muchos se afanan en servir los platos como camareros, es el clásico trueque que conlleva sacrificar libertad para obtener a cambio seguridad. Pero es comprensible que otros prefieran sentarse a la mesa y disfrutar del ágape pagado con dinero ajeno en lugar de ser ellos quienes lo financien; este es el origen de muchos de los nuevos partidos -en su mayoría escisiones personalistas de los tradicionales- cuyo programa político podría resumirse en aumentar la comilona a cuenta del contribuyente o -en el mejor de los casos- repartirse los Presupuestos Generales del Estado con quienes ahora lo manejan casi en exclusividad.

Particularmente soy partidario del mal menor para evitar una calamidad que arrase nuestros ya expoliados bolsillos. No podemos abstraernos de la política porque la política se entromete en nuestras vidas más allá de nuestros bolsillos planificando nuestras vidas desde el nacimiento hasta la sepultura, persiguiendo la libertad que solo es posible allí donde la gente controla a los políticos y no al revés; o entre las sombras de los mercados negros, donde la libertad se entremezcla con la delincuencia. Lo queramos o no, las elecciones conceden legitimad y poder a quienes decidirán por nosotros y por nuestros hijos, creo que procurar que esos políticos sean lo menos dañinos para nosotros es parte de nuestra responsabilidad. De las 39 candidaturas que se presentan a las elecciones de este domingo 25 de mayo sólo hay una que en su programa establece como prioridad recortar el banquete de los políticos a costa de los contribuyentes: el Partido de la Libertad Individual. Las demás tienen otras preferencias (la defensa de España, el fortalecimiento de los políticos europeos, hacer viable el banquete,  empacharse otra vezservir cuernos de unicornio en el banquete, etc.). Todos esos partidos pretenden continuar planificando nuestras vidas en mayor o menor medida y sólo difieren en el modo de hacerlo, el P-Lib tan solo quiere quitarle el poder a los políticos y devolvérselo a los ciudadanos.

El Partido de la Libertad Individual (P-Lib) fue creado en el 2009, ya se ha presentado a algunas elecciones locales y regionales pero es la primera vez que se presenta a nivel nacional ya integrado en la Internacional Liberal. Sus lineas maestras coinciden plenamente con mi pensamiento en el que la soberanía individual -la libertad propia y el respeto a la libertad ajena- debe anteponerse al colectivismo centralizado. Llevaba un tiempo siguiendo sus pasos porque quería saber si tenía vocación de permanecer en el tiempo y he decidido que ahora el paso me toca darlo a mí, un proyecto así merece mi respeto y apoyo para continuar consolidándose. Ayudé a recoger firmas para que pudieran presentarse a estas elecciones y este domingo votaré al P-Lib. Pero el viaje no ha hecho más que comenzar, ahora es mi partido y espero poner mi granito de arena con la ayuda de otros liberales que he encontrado en Canarias para mantener encendida la antorcha de la libertad frente a los socialistas de todos los partidos que sacrifican nuestra libertad por un supuesto bien común que solo nos empobrece en lo económico pero sobretodo en el espíritu. La libertad no solo nos hace más prósperos, nos hace sencillamente humanos; porque siempre será mejor ser libre que transitar el camino de servidumbre trazado por los políticos colectivistas.

votaplib

Anuncios

6 pensamientos en “¿Por qué el P-Lib?

  1. Yo también pienso votarles, después de comprobar que la actual casta política está compuesta por chusma corrupta, en su gran parte. El P-Lib es el partido de los liberales, sí de los liberales, no de los conservadores ni de los socialistas. Defienden la libertad en todos los ámbitos y solamente les deseo que sigan creciendo como la espuma, y en toda España.

  2. Tendrán mi voto, y espero que el de alguna persona más a la que haya podido convencer para informarse sobre lo que proponen.

  3. Pingback: Análisis rápido de los resultados del #25M en España | miquel rosselló arrom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s