Salir del armario

El cantautor Pablo Alborán ha anunciado públicamente que es homosexual. No parece algo que debiera ser noticia pero lo es. Y lo seguirá siendo siempre porque la heterosexualidad es una condición que se le presupone a cualquiera exigiendo que el que se sale de esa norma tenga que reafirmarse. No para demostrarse mejor que nadie sino para reivindicarse plenamente tal y como es. Es cierto que la sexualidad y los sentimientos son cuestiones íntimas pero no es menos cierto que tienen una repercusión social. De ahí también que continúe siendo importante la celebración del Orgullo Gay.

Tampoco se puede olvidar que aunque afortunadamente España sea uno de los países en los que se puede vivir más libremente la homosexualidad todavía existen infinidad de situaciones de discriminación real. Nada de pleitos imaginarios sino experiencias vitales dramáticas en las que muchachos no son aceptados por sus familiares, insultados en la escuela, agredidos… Para ellos que un personaje público y querido salga del armario no es algo irrelevante sino un ejemplo al que seguir, animándoles no solo a dar el paso sino también a que su entorno les acepten tal y como son. Ser homosexual no cambia ni tu forma de ser, gustos, sentimientos, ideas o profesionalidad. A veces también es necesario recordarlo. Como lo es tener en cuenta que no en todos los países del mundo la homosexualidad se vive con la relativa naturalidad española. No es casual que las entradas en esta página en defensa del matrimonio homosexual o la adopción continúen siendo las más visitadas… desde países hispanoamericanos. La discriminación es mucho más cruel en ciertos lugares donde no se limita a hechos puntuales sino a discriminación institucionalizada en diferentes grados, ya sea no poder formalizar legalmente una unión homosexual pasando por ni siquiera permitir expresar en público la condición hasta los más graves que pueden terminar en cárcel e, incluso, pena de muerte. De ahí la importancia de que una celebridad como Alborán salga del armario y se convierta en un espejo en el que millones de chicos pueden verse reflejados.

Más allá de la relevancia pública del anuncio es un paso trascendente para él. Resulta especialmente cruel  comprobar como otros homosexuales han salido en tromba a criticarle sobre el cuándo y el cómo, sin tener en cuenta que cada cual ha tenido su propios ritmos y experiencias vitales que han ido formándoles como personas hasta llegar a aceptarse a sí mismos, el primer paso y sin duda el más complicado de todos. Y es que a pesar de que por las palabras de Pablo Alborán parece que era un paso que ya había dado con sus allegados tras escucharle recordé unos apuntes imprescindibles sobre cómo salir del armario que escribió Jesús Encinar. Entre estos consejos, que continúan siendo muy útiles, se encuentra el de decírselo a todos. Al fin y al cabo de nada sirve expresar lo que uno es a un grupo reducido cuando hay que continuar fingiendo ante el resto. Es una liberación, y no me cabe duda de que ahora Pablo Alborán será más libre, podrá llevar una vida personal más plena y, además, será un ejemplo para millones de chavales en todo el mundo que tienen que experimentar su sexualidad y sentimientos con todo tipo de temores. Enhorabuena y gracias, Pablo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s