Diez contrarréplicas a Elentir sobre el matrimonio

Elentir ha escrito diez réplicas a mis razones a favor del matrimonio homosexual. No me queda otra que responder pero no quiero que se interprete como un ataque a Hazte Oír, ni al propio Elentir. Hazte Oír lleva a cabo algunas campañas que comparto y Elentir tiene, a mi entender, una de las mejores bitácoras de toda la blogosfera política en español. Vamos al lío:

1.- Si los matrimonios existen “para proteger el ámbito natural en el que vienen al mundo las nuevas vidas” entiendo que los matrimonios en los que no se traen al mundo nuevas vidas de forma natural deberían invalidarse. Es decir, el matrimonio se rompería en cuanto la pareja no tiene hijos de forma natural ya sea por infertilidad, decisión propia o en los casos de adopción. Habría que definir un tiempo estimado en el que la pareja puede no tener hijos antes de declarase matrimonio no válido. No he sido capaz de encontrar una campaña de recogida de firmas exigiendo esto en la web de Hazte Oír.

2.- Desgraciadamente es la vida la que somete a los niños a un “experimento de ingeniería social” al privarles de sus padres naturales por la causa que sea. Procurarles un hogar en el que, en la medida de lo posible, se les ofrezca una nueva oportunidad podría considerarse un deber de la sociedad y un acto de generosidad por aquellos que los acogen como a sus propios hijos. Antes de la reforma de la ley del matrimonio ya se permitía la adopción por parte de personas solteras por lo que la figura paterna o materna podía no estar presente. El matrimonio entre personas del mismo sexo ofrece más garantías y estabilidad para un niño adoptado que la vida de una persona soltera. Tampoco he recibido ninguna alerta Hazte Oír pidiendo que las personas solteras dejen de adoptar.

3.- El matrimonio como formalización legal de una relación pasa, en el modelo actual, por el Estado. Lo ideal sería que el Estado reconociera los contratos individuales sin necesidad de una legislación colectivista. Como toda institución social evolutiva, el matrimonio está sometido a cambios. El Estado debe limitarse a reconocer una realidad existente que a lo largo de la historia humana ha ido evolucionado desde el repudio al divorcio pasando por la edad mínima de consentimiento o la sumisión de la mujer. En cualquier caso, nada impide que haya iglesias que mantengan sacramentos según sus creencias que difieran del matrimonio civil, es el caso del matrimonio católico que no concibe el divorcio.

4.- Escribe Elentir que en mi post anterior he obviado “las agresiones a la libertad de expresión, de educación y de conciencia que estamos viviendo desde 2005”. Si solo fuera desde 2005… No solo no lo he obviado sino que le he dedicado una de las diez razones anteriores, en concreto la octava. Reproduzco íntegramente:

Las subvenciones públicas y el adoctrinamiento estatal debería eliminarse, en todos los sentidos. Quienes critican el secuestro de sus hijos para que no se les inculquen valores ideológicos en la escuela deberían promover la libertad de los padres para educar a sus hijos en lugar de exigir el derecho a inculcar sus valores a los hijos de los demás.

5.- Comenta Elentir que los homosexuales ya tenían un lugar en la sociedad antes del matrimonio homosexual. Por supuesto, en las carrozas y las noches de copas, sexo y rock & roll. De lo que se trata aquí es de dar cabida en la sociedad a los homosexuales para que puedan vivir plenamente sus vidas desarrollando y aportando todas sus capacidades sin necesidad de llevar una doble vida que los condene a la marginalidad. No como mascotas sino como personas iguales cuya única diferencia se lleva a cabo en su alcoba bajo el Imperio de la Ley; no al margen de la ley.

6.- Hacer de la procreación la base del matrimonio es un error, siguiendo el argumento deberíamos prohibir, entre otros, el matrimonio “natural” de las mujeres que ya han pasado la menopausia pues se trataría de un “matrimonio estéril por definición”. En lo demás básicamente coincidimos así que no voy a llevar la contraria por llevarla ya que procuro ser “intelectualmente honrado”.

7.- La falta de formalización legal de las parejas homosexual discrimina. Y si todo se reduce a una cuestión terminológica lo que Elentir y Hazte Oír deberían exigir es que el Estado deje de llamar a ese contrato matrimonio y que no se equipare al matrimonio canónico. Pero tampoco he encontrado ningún spot exigiendo eso.

8.- El adoctrinamiento estatal es de izquierdas y de derechas. El PP no solo no ha eliminado Educación para la Ciudadanía sino que además ha propuesto una asignatura para enseñar a los niños a pagar impuestos. Entiendo que en este punto también estamos de acuerdo.

9.- “Tratar por igual realidades diferentes no es tolerancia: es una injusticia y un sinsentido” es un argumento que recuerdo haber escuchado en la última película de Spielberg por parte de aquellos que defendían la esclavitud de los negros, aquella “institución peculiar” del sur. Ni “el hecho biológico de que los seres humanos son concebidos por la unión entre un hombre y una mujer” implica como requisito el matrimonio previo, ni el matrimonio garantiza la procreación.

10.- Las votaciones parlamentarias no son portadoras de la verdad y me parece admirable la indisciplina de voto de los comunes que votaron según sus principios y no siguiendo los que mandaba la cúpula de su partido. Desgraciadamente en el caso español votaron en bloque y no según su conciencia. Zapatero, sin quererlo, propició una victoria conservadora sin que el partido supuestamente conservador se diera cuenta. Yo lo veo así y ya dediqué todo un post en su momento que ahora no voy a repetir. El matrimonio entre personas del mismo sexo es una realidad social imparable que los parlamentos irán reconocido paulatinamente de forma más o menos acertada pero de forma tranquila. En otros lugares, desgraciadamente, seguirán colgando a los homosexuales de las grúas. Creo que nuestros esfuerzos deberían centrarse en luchar contra estos y otros crímenes que se producen en países lejanos sin olvidar los que tenemos más cerca, que son nuestros vecinos, hermanos, hijos y amigos; todos hijos de Dios creados a su imagen y semejanza.

Anuncios

11 pensamientos en “Diez contrarréplicas a Elentir sobre el matrimonio

  1. Pingback: 10 razones para concluir que ZP no quería una victoria conservadora | elentir.info

  2. Es inútil. Elentir es uno de estos “liberales” que consideran por algún motivo que pueden imponer su visión católica del mundo a los demás basándose en siglos, tradiciones y tonterías varias que podrían servir igualmente para justificar todo tipo de aberraciones que por suerte el ser humano ya no comete.

    Ya le adelanto que no va a decir nada sobre todos los posibles matrimonios estériles por definición y contra los que no debería tener nada. No lo va a hacer porque eso dejaría en evidencia su falso argumento de que todo es una cuestión de procrear.

    Su único y estúpido argumento, el cual por supuesto no nombra, es la doctrina de la Iglesia. Y a cualquiera que le deje en evidencia, si no es otro blogger de Redliberal como usted a quien debe cierto respeto, será ridiculizado, sus comentarios serán ignorados o no publicados, o esa persona será directamente baneada, como acostumbra a hacer el sujeto.

    Y a su vez, a quien le intenta hacer ver estos puntos, lo acusará de “repartir carnets de liberal” y de todo ese tipo de idioteces a las que recurren los ultras reaccionarios de su calaña para pretender seguir ocultos y a gusto entre personas que no tienen absolutamente nada que ver ideológicamente con ellos.

  3. Una pareja descubre que son gemelos después de casarseDos gemelos londinenses, separados poco después de nacer y criados en dos familias adoptivas que nunca les contaron que tenían un hermano, se casaron sin saber que les unían lazos de sangre. El caso, de auténtica telenovela, ha desatado la polémica en Gran Bretaña. El asunto se descubrió mientras se trataba en la Cámara de los Comunes una nueva ley de fecundación artificial. Lord Alton, que descubrió el extraño caso, defendió ante la prensa “el derecho de los hijos a conocer la identidad de sus padres biológicos”. Alton contó que el hombre y la mujer, cuya identidad no se ha revelado, se sintieron espontáneamente muy atraídos el uno por el otro cuando se conocieron y decidieron casarse poco después. Tras la boda se descubrió el drama y el matrimonio fue anulado en Londres.Lord Alton también predijo que habrá más casos como éste si, como pretende el Gobierno de Gordon Brown, se relajan las leyes sobre quién puede someterse a tratamiento de fecundación artificial y no se deja que los hijos tengan acceso a la verdad sobre sus padres biológicos.Según la nueva propuesta de ley, las clínicas de maternidad no podrán impedir a las mujeres solteras y a las parejas del mismo sexo someterse a ese tipo de tratamiento. Los lores deben votar el proyecto de ley el próximo martes. http://www.elsemanaldigital.com/articul … culo=78105 Pienso que casos como este debe haber cientos o tal vez miles, porque siempre se ha negado a los niños adoptados, saber quienes son sus padres biológicos y si tienen o no hermanos.Lo que además plantea este caso es otro quizás aún peor; el parentesco de hermandad entre personas que ignoran que pueden ser hermanos debido a los métodos de fecundación in vitro.En este tema de la Fecundación in vitro, podemos observar una de las razones de condena por parte de la Iglesia.

  4. Yo soy el “repartidor de carnets de liberal” (me hizo mucha gracia).

    Al final va a ser cierto el tópico de que los liberales se sitúan en lo social con la izquierda y en lo económico con la derecha. Quizá por eso no pintamos nada en este país.

    Y repito que todo este debate dá igual. Si los gobiernos pierden el monopolio del dinero, como van a hacer valer sus mandatos ?

    Porqué decimos “el gobierno debe” cuando es el mercado el que debe ?

    Al final es lo de siempre, intentamos justificar con largos discursos nuestras percepciones de lo que es “lo correcto”. Pero no tenemos ninguna prueba de que lo sea más allá de nuestras convicciones personales.

  5. No conocía su blog. Me ha impresionado la excelente redacción y claros, contundentes y , en mi opinión, irrefutables. Desgraciadamente algunos que se consideran liberales en realidad no lo son; son católicos o evangelistas disfrazados. Parten de la premisa de que el matrimonio entre hombre y mujer a la manera tradicional es el único válido; después tienen que demostrar la premisa y para ello buscan argumentos “ad hoc”: homosexualidad antinatural, el matrimonio es para dar cobertura a los hijos, etc.

  6. Pingback: Reflexión final sobre el matrimonio « miquel rosselló arrom

  7. Aunque la réplica es hacia Elentir, al leerlo no he podido por menos que sentirme impulsado a intervenir. No soy dado a generalismos del tipo “es uno de estos ‘liberales'”, “los ultras reaccionarios de su calaña”, “son católicos o evangelistas disfrazados”… En fin yo podría definirme como liberal-conservador, lo que implica que en lo económico soy partidario de la máxima libertad y reducción del estado, mientras que en lo moral creo en la existencia de unos valores trascendentes que limitan la acción del estado en general y mi propia conciencia en particular. Creo que existe eso que se llama Derecho Natural. Dicho eso, no haré una crítica exhaustiva como la que ha realizado Elentir. Chestertoniamente me limitaré al sentido común y miraré lo que dice el diccionario de la RAE:

    matrimonio (Del lat. matrimonĭum)
    1. m. Unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales.
    2. m. En el catolicismo, sacramento por el cual el hombre y la mujer se ligan perpetuamente con arreglo a las prescripciones de la Iglesia.
    3. m. coloq. Marido y mujer. En este cuarto vive un matrimonio.

    Parece claro. Se habla de hombre y mujer, de un sacramento y de unas prescripciones dadas por la Iglesia (no lo cita, pero son que sea perdurable, fiel y abierto a la vida, lo que significa que si ésta llega, llega y si no, no).

    Alejemos la discusión de la Iglesia (para evitar brotes anticlericales) y del matrimonio (para evitar acusaciones de homofobia). Según tu argumentación un derecho definido por una palabra puede ser redefinido sin más. Así por ejemplo:

    usucapión (Del lat. usucapĭo, -ōnis)
    1. f. Der. Adquisición de una propiedad o de un derecho real mediante su ejercicio en las condiciones y durante el tiempo previsto por la ley.

    ¿Por qué no ampliar el término usucapión y extenderlo a derechos no reales? ¿Al ejercicio del poder por ejemplo? Así si un mandatario está más de seis años en un cargo éste pasa a su poder hasta que muera y a eso lo llamamos usucapión.

    Más aun:

    arrendar (De renda ‘renta’).
    1. tr. Ceder o adquirir por precio el goce o aprovechamiento temporal de cosas, obras o servicios.

    ¿Por qué no ampliarlo a la adquisición del goce o aprovechamiento temporal de cosas sin necesidad de pagar un precio y sin consentimiento del propietario basándolo en el ejercicio de la fuerza?

    Una simple ampliación en el significado de dos términos y dos derechos económicos inofensivos pasan a defender la tiranía y el robo.

  8. Siento decepcionarle pero su argumento de atoridad al acudir al Diccionario de la RAE hace aguas al no haber trasladado todas las acepciones que contempla. De hecho también usurpa al lector otras acepciones de “usurpación”:

    matrimonio.
    (Del lat. matrimonĭum).
    1. m. Unión de hombre y mujer, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.
    2. m. En determinadas legislaciones, unión de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.
    3. m. En el catolicismo, sacramento por el cual el hombre y la mujer se ligan perpetuamente con arreglo a las prescripciones de la Iglesia.
    4. m. Pareja unida en matrimonio. En este cuarto vive un matrimonio.
    5. m. Am. Fiesta o banquete con que se celebra un matrimonio.

    Y como ya he explicado en el otro post detenerse en el origen etimológico de una institución universal es un error. En inglés, por ejemplo, marriage proviene de maridaje, marido. Supongo que a las mujeres heterosexuales y a las lesbianas que se casan eso les gustará… El sentido original ‘banco’ era una mesa donde se cambiaba dinero, pero hoy es otra cosa. La gente entiende hoy matrimonio también como la unión civil además del sacramento.

    • Usucapión, no usurpación. Ciertamente en España se lee poco…

      No es un error, es apelar a lo que siempre se ha entendido por un concepto, por una idea. Si banco originalmente significaba mesa donde se cambia el dinero, en primer lugar, no es tan distinto de lo que significa hoy en día, puesto que antes y ahora sigue siendo el que facilita el dinero al que está dispuesto a pagar un precio por él. Matrimonio sigue siendo de alguna manera el oficio de la madre.

      Llámenlo como quieran, pero no es matrimonio.

      • Tiene razón con lo de usucapión. No leí bien y desconocía ese término. Discúlpeme.

        En cualquier caso, su argumento es igualmente invalido. La gente, y las partes implicadas, lo llaman matrimonio.

        Insisto en que no tengo la culpa de que el matrimonio civil reciba, en España, el mismo nombre que el sacramento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s